21.3.07

Puerto Espacial Alfa

Cuando se decidió la construcción de una estación espacial, se presentaron tres propuestas que se denominaron Alfa, Beta y Gamma. La propuesta ganadora fue la primera y durante mucho tiempo se denominó Estación Alfa.Con la participación en el proyecto de las agencias espaciales rusa, europea y japonesa se quiso internacionalizar el nombre de la estación por lo que se le dio su nombre actual, Estación Espacial Internacional.Personalmente me gusta más el nombre Alfa, la primera letra del alfabeto griego, que representa el principio de todo.Como no está patentado, ese es el nombre que he decidido darle a la primera estación permanente en el espacio.


Este puerto será prefabricado en la Tierra en módulos que sean fácilmente manejables.
Se enviarán en sucesivos viajes de la lanzadera hasta una órbita baja, unos quinientos kilómetros de altura, y serán ensamblados por la tripulación de la lanzadera. Posteriormente un equipo de diez personas permanecerá allí para montar el resto de los elementos del puerto espacial conforme vayan llegando.


El diseño de este puerto espacial tendría cierto parecido con la Estación Internacional que actualmente se está construyendo en el espacio, aunque ésta está orientada a tareas de investigación y este puerto debe estar pensado como una estación de tránsito a donde asciendan las lanzaderas y cohetes que suban desde la Tierra. Una vez allí, la lanzadera aparcará y el pasaje y la carga podrán pasar al puerto.
Cuando finalice la construcción se lanzarán desde la Tierra varios elementos que tendrán su base permanente en el puerto espacial:


Un Módulo Lunar.Tendría capacidad para aterrizar en la superficie de la Luna y volver a despegar con un pasaje de unas diez personas.Una característica bastante útil, ignoro si ello es posible, sería que pudiera acoplarse a una carga de treinta mil Kilos para hacerla descender con suavidad en la superficie lunar, teniendo en cuenta que esa carga se quedará allí, por lo que el peso en el despegue puede ser de sólo unos cinco mil Kg.

Dos o más Cohetes Iónicos.Pensados para realizar transferencias orbitales. Los satélites que se quieran enviar al espacio se enviarán a órbita baja con lanzaderas. Una vez en el puerto espacial se sacará la carga, se le acoplará un cohete iónico (los satélites deberán diseñarse de tal forma que permitan el acoplamiento) y serán transferidos a la órbita deseada.Los Cohetes Iónicos dispondrán de un pequeño hangar e irán tripulados en muchas ocasiones, pero cuando tengan que realizar tareas rutinarias podrán ser dirigidos por control remoto.

Como primera etapa de un proyecto espacial es suficiente con eso, no hará falta gran cosa más así que podría realizarse en poco más de un par de años y a un coste muy inferior a los 17.000 millones de dólares que costará la Estación Espacial Internacional.

Otra ventaja adicional es que si más adelante se desea ampliar el puerto o añadirle módulos de investigación científica la infraestructura desarrollada permitirá hacerlo a un coste muy inferior que el actual.

No hay comentarios.: