2.7.10

LA EDUCACIÓN CHILENA...



CURRICULUM ACTUAL EN LA EDUCACION CHILENA



Realizado por: María Angélica Morales Gómez


1. INTRODUCCION


En la realidad operan cinco currículos simultáneos, pero en este trabajo sólo se plantearan dos:
• Currículo Oficial: Es el Currículo descrito en los documentos formales, vigente por el MINEDUC.
• Currículo Operativo: Es el Currículo que materializa las enseñanza y aprendizajes reales. Con lo que realmente trabaja el docente.


Las intencionalidades de la educación, en términos de los resultados que se pretende alcanzar en cuanto a la formación del ciudadano y del tipo de sociedad, se concretan mediante el currículum qué actúa y como proceso operativo, en el que entran un conjunto de elementos( actores sociales, objetivos, recursos), interactúan para alcanzar las intenciones educativas.


Esto implica que el currículum tiene como fin plasmar una determinada concepción educativa en términos de lo individual, lo social y lo cultural. Así mediante la planificación y ejecución del currículum se fortalece el logro del tipo de hombre y de sociedad que el grupo demanda del sistema educativo. Existen muchas concepciones de educación pero lo importante es que haya congruencia entre el enfoque que se plantea de la educación y el del currículum. De acuerdo a lo expuesto, la educación debe visualizarse en su triple proceso que implica: el desarrollo de la persona, la interrelación con el grupo social e incorporación de la cultura.


2. LOS OBJETIVOS DEL AJUSTE CURRICULAR


Para los sectores de aprendizaje son:


• Mejorar la redacción de los Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos Obligatorios (OF-CMO), para precisar su extensión y mejorar su claridad.
• Mejorar la secuencia curricular y la articulación entre ciclos.
• Visualizar la presencia de las habilidades en los Contenidos Mínimos Obligatorios.
• Reducir la extensión del currículum (especialmente en Ciencias sociales y Ciencias naturales).
• Fortalecer la presencia transversal de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs), en educación básica y media.
• Incorporación de las modificaciones establecidas por el ajuste curricular y de las orientaciones que se desprenden de los Mapas de progreso del aprendizaje.
• Evaluación permanente y explícita: se incorpora con fuerza un concepto de evaluación que incluye diagnóstico, proceso y final, en la que el estudiante es el protagonista y regulador de su propio aprendizaje.
• Innovación en el diseño: mayor espacio para infografías, escritura y lectura de la imagen. Permite la lectura integrada de textos continuos y discontinuos.
• Incorporación de las TIC con recursos tecnológicos para el profesor.


3. DESARROLLO DEL TEMA


El currículum incorpora los conocimientos de las distintas disciplinas que son fundamentales para comprender la realidad, las habilidades cognitivas y procedimientos que posibilitan integrar y movilizar recursos, y las actitudes personales y éticas que orientan una acción responsable consigo mismo y los demás. Además, asumiendo que las competencias se desarrollan en la práctica y que lo relevante es que los alumnos logren aprendizajes que puedan transferir a contextos reales, el curriculum prioriza la comprensión profunda, el aprendizaje activo, las relaciones entre saberes y la movilización integrada de conocimientos, habilidades y actitudes, en diversos contextos, preferentemente auténticos o reales.


En el caso de las modalidades artística y técnico profesional las competencias a desarrollar se expresan en los objetivos fundamentales terminales de cada mención o especialidad


El actual curriculum de la educación chilena se trata de un ajuste que mantiene el enfoque del currículum vigente, orientado al desarrollo de competencias para la vida personal y social de cada estudiante (UCE, 2009)


El Ministerio de Educación reformula nuevas bases curriculares para la enseñanza básica y media, dando por terminada la Reforma y dando inicio a una nueva etapa denominada “Ajuste Curricular” promovido desde la Unidad de Curriculum y Evaluación (UCE) del MINEDUC. El cual cuenta con un sistema de instrumentos curriculares y evaluativos a través de los cuales define y promueve el desarrollo de los aprendizajes que deben ser logrados por los estudiantes durante su experiencia escolar. Dichos instrumentos son: marco curricular, programas de estudio, y mapas de progreso, en tanto la evaluación es realizada a través del SIMCE. En particular, los tres instrumentos curriculares tienen objetivos específicos claramente diferenciados:


1.-El Marco Curricular, define Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos (OF/CM) que deben alcanzarse en cada asignatura en cada grado.


2.-Los Programas de Estudio proponen una planificación de la enseñanza para cada asignatura y grado (coherente con los OF/CM). Son el instrumento que usan los profesores para planificar las actividades de enseñanza durante el año. El Ministerio propone unos, pero los sostenedores pueden desarrollar sus propios programas.


3.-SIMCE, por su parte, es un sistema nacional de evaluación estandarizada que mide los niveles de logro de los estudiantes en los aprendizajes esperados en los sectores curriculares principal (Lenguaje y Comunicación, Matemáticas y Ciencias Naturales y Sociales). Se aplica anualmente a niños de 4° básico y 8° básico o 2° medio (alternadamente).


El primer elemento en estudio fue el currículum, a través de estos instrumentos, define los aprendizajes que deben ser logrados por los estudiantes específicamente en cada sector. Junto a lo anterior, especifica los aprendizajes que deben ser abordados transversalmente y que no están vinculados a ningún sector en particular (denominados Objetivos Fundamentales Transversales; Ej.: respeto de las ideas y creencias distintas de las propias, reconocimiento del diálogo como fuente permanente de humanización, de superación de diferencias y de aproximación a la verdad etc...


Un segundo elemento de complejidad es que en el mismo año 2009 se sustituye la LOCE por la Ley General de Educación que introduce una serie de cambios en la estructura educacional chilena, en donde se debe tener presente que al igual que la LOCE en su artículo 31 estipula:


Artículo 31.- Corresponderá al Presidente de la República, mediante decreto supremo dictado a través del Ministerio de Educación, previa aprobación del Consejo Nacional de Educación, establecer las bases curriculares para la educación parvulario, básica y media. Éstas definirán, por ciclos o años, respectivamente, los objetivos de aprendizaje que permitan el logro de los objetivos generales para cada uno de los niveles establecidos en esta ley.


Las bases curriculares aprobadas deberán publicarse íntegramente en el Diario Oficial. Lo novedoso es que se habla de “objetivos de aprendizaje”, ¿cambio de nomenclatura?


Si se lee con atención los párrafos precedentes, se puede observar que entre la promulgación de la LOCE y las bases curriculares (D.220) transcurrieron ocho años. No es posible estimar cuando el actual gobierno liberará las bases curriculares alineadas con la LGE, ya que es evidente que toda ley de educación implica sus propias bases curriculares.


Un tercer y último elemento ocurre como consecuencia del oficio 302 del 14 de abril de 2010, donde por causas del terremoto se posterga la aplicación de los programas en primero medio provenientes del D. 254.


Ahora analizaremos los componentes constitutivos del marco curricular chileno comparando ambas bases curriculares:

No hay comentarios.: